959 257 900

 

Durante la mañana del martes 3 de marzo, La Cruz de Lampedusa ha permanecido  en la capilla de SAFA FUNCADIA para ser visitada por el alumnado. Es una Cruz despintada, con la huella de muchos clavos, con madera astillada, sencilla, trabajada y dolida, que la fundación italiana “Casa del Espíritu y de las Artes” presentó el 9 de abril de 2014 al Papa Francisco, quien hizo un encargo: “Llevadla a todas partes”.

Desde entonces, según información de la Agencia SIC, esta Cruz realizada con tablas de barcos naufragados frente a la isla italiana de Lampedusa, está recorriendo diferentes diócesis en lo que está siendo “una oportunidad para encontrarnos con el sufrimiento de tantos hermanos –migrantes y refugiados-, en un gesto que nos ayudará a despertar nuestras conciencias adormecidas y alejadas de la realidad”, tal y como señala el director del Secretariado Diocesano de Migraciones, Emilio Muñoz. La Cruz estuvo presente en el Vaticano, durante el Jubileo de los Emigrantes (2016), ha visitado Lourdes y, desde principios de este año, está recorriendo Andalucía Occidental.

Las personas que se pongan ante la Cruz, en cualquiera de las acciones que han sido programadas durante el itinerario en Huelva, podrán reflexionar y orar “porque no se trata solo de migrantes, más en este tiempo de Cuaresma, se trata de enfrentarnos con nuestras realidades, a las que a veces no queremos encontrarnos”, expresa Muñoz Jorva.

Un gesto que ayudará a no caer en la “globalización de la indiferencia”, como indica el Santo Padre, quien ha señalado también que la Iglesia “está llamada a recordar a todos, que no se trata solo de cuestiones sociales o migratorias, sino de personas humanas, de hermanos y hermanas que hoy son el símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada. Está llamada a testimoniar que para Dios nadie es ‘extranjero’ o ‘excluido’. Está llamada a despertar las conciencias adormecidas ante la indiferencia ante la realidad del mar Mediterráneo, que se ha convertido para muchos, demasiados, en un cementerio”.