+34 959 257 900
·
secretaria.huelva@fundacionsafa.es
+34 959 257 900
·
secretaria.huelva@fundacionsafa.es

EXPERIENCIA ERASMUS+ DE UNA ALUMNA DEL C.F.G.S DE QUÍMICA Y SALUD AMBIENTAL

Centro Educativo - SAFA FUNCADIA > Actividades > Formación Profesional > EXPERIENCIA ERASMUS+ DE UNA ALUMNA DEL C.F.G.S DE QUÍMICA Y SALUD AMBIENTAL

El próximo 18 de junio nuestra alumna Miryam Ríos Nieves, del ciclo superior de Química y Salud Ambiental, concluirá el programa de tres meses de duración de movilidad Erasmus +, y las prácticas de Formación en Centros de Trabajo relativas a dicho ciclo. La formación se está realizando en el laboratorio de análisis químico y microbiológico “Institute of Experimental Botany of the Czech Academy of Sciences”, en Praga (República Checa).

A punto de concluir el período de práctica, están siendo evaluadas como muy satisfactoria por todas las partes, al igual que el desarrollo y mejora del inglés. Miryam nos cuenta su experiencia con estas palabras:

Mi experiencia Erasmus en Praga – República Checa

La experiencia Erasmus+ ha sido un punto de inflexión en mi vida, proporcionándome un crecimiento tanto personal como profesional que difícilmente podría haber imaginado. Tenía mucho miedo, y es lo normal, cuando te embarcas en esta aventura. Estás en un país nuevo, completamente sola ante un nuevo estilo de vida, una nueva cultura, un nuevo idioma e incluso trabajando en cosas nuevas que sientes no haber estudiado. Ha sido difícil, pero desde la lejanía, tanto mi profesor del centro SAFA-Funcadia, como el Coordinador de Dirección Central de la SAFA, siempre han estado pendiente de mí.

Desde mi llegada a Praga, República Checa, hace 77 días, he tenido la oportunidad de trabajar en el prestigioso Institute of Experimental Botany CAS, específicamente en el departamento de “Laboratory of Pathological Plant Physiology”. Lo que más destaco de mis prácticas es el ambiente de trabajo, mi supervisora y mis compañeras de trabajo, mayormente mujeres inteligentes y dedicadas, que me han brindado un apoyo incondicional. Este entorno profesional no solo me ha permitido aprender y crecer, sino que también me ha hecho sentir parte integral del equipo. La confianza depositada en mí ha sido tal que ahora puedo realizar tareas de manera autónoma.

Vivir en Praga ha sido una experiencia enriquecedora. La ciudad, con su impresionante arquitectura y vibrante vida cultural, es un lugar donde la historia se encuentra con la modernidad. La gente aquí es amable y dispuesta a ayudar, lo que ha facilitado mi adaptación. Además, he tenido la fortuna de vivir en un apartamento cómodo y bien gestionado, lo cual ha contribuido a que mi estancia sea aún más placentera. Calles limpias, cuidadas, tranvías que funcionan sin emitir ningún tipo de contaminación. Una seguridad en las calles que nunca imaginé experimentar. Una comida diferente pero buenísima, mucha historia…la verdad es que Praga es un buen lugar para vivir.

Mi capacidad para comunicarme en inglés ha mejorado significativamente. Las interacciones diarias con mis compañeras de trabajo y la necesidad de manejar documentación técnica en inglés han sido un catalizador para mejorar mis habilidades lingüísticas. Ahora me siento más segura al comunicarme en un entorno profesional internacional.

Aconsejaría a cualquier estudiante a vivir una experiencia Erasmus en el extranjero porque es una oportunidad única para desarrollarse en múltiples aspectos. No solo se adquieren conocimientos técnicos y se mejora en el manejo de una lengua extranjera, sino que también se gana en autonomía, confianza y se establece una red de contactos profesionales invaluable. Me siento afortunada por haber tenido esta oportunidad y agradecida por el apoyo y la confianza de mis supervisores y compañeras. La experiencia Erasmus+ es, sin duda, una vivencia que recomendaría a todos los estudiantes que busquen ampliar sus horizontes y mejorar sus competencias profesionales y personales.

Leave a Reply